Marcelo Sales

Científico de Datos: ¿Dónde Encontrar Esta Rara Joya?

Blog Post created by Marcelo Sales on Aug 25, 2015

La generación Y, también conocida como generación del milenio, de la cual forman parte las personas que nacieron entre 1981 y 1992, es cada vez más conocida por quebrar (o por lo menos intentar quebrar) paradigmas en la cultura y el ambiente de trabajo de las empresas. Son numerosas las historias de jóvenes que, por no estar de acuerdo con lo que ven y por considerar que en su entorno no tienen perspectivas de cambio, eligen irse, cambiar de empresa o, en la mayoría de los casos, crear su propia empresa. No pretendo plantear una discusión sobre la ética, sobre lo que está bien y lo que está mal. Sólo quiero afirmar que al igual que la tecnología, o tal vez justamente como consecuencia de ella, estos jóvenes están generando cambios importantes en la cultura corporativa de diversas empresas que conozco. Las empresas que quieren seguir siendo competitivas -al final, en algún momento, tendrán que contratarlos- están tratando de adaptarse a las demandas de estos “pibes”. (¿Seguirá siendo esta la forma en que ellos hablan?)

 

En junio, la revista INFO Online publicó un ranking del Bureau of Labor Statistics, organismo del Ministerio de Trabajo de los Estados Unidos, con las mejores profesiones para esa generación y con consejos para aquellos que todavía están decidiendo qué hacer (o por qué profesión cambiar). En la lista, la palabra clave es “Innovación”, y realmente, no podía ser de otra manera.

 

Claro que la “profesión de moda”, científico de datos (data scientist), está en uno de los primeros puestos de la lista. Esos profesionales, conocidos también como “Ingenieros de Grandes Datos”, son cada vez más solicitados por diversos sectores de la industria mundial. El otro día oí decir a un colega especialista en recursos humanos que él consideraba muy extraño que muchas instituciones no hubieran abierto aún cursos sobre esta especialidad. Hay algunos cursos, pero no muchos. El hecho es que eso no me sorprende.

 

En mi opinión, la función de un data scientist cambia mucho de una empresa a otra y de una unidad a otra; y por eso creo que el foco debe estar menos en el rol y más en el conocimiento general, en la curiosidad, en la capacidad de hacer correlaciones o de tener un razonamiento asociativo y poner los datos de manera estructurada para que otras personas, de otros equipos, puedan ayudarlo a continuar desarrollando los primeros insights. Y esa no es una característica exclusiva de los matemáticos, físicos, ingenieros o data scientists, aun cuando por una cuestión lógica ellos ocupen los primeros lugares. Ahora bien, sé que hay casos de doctores en biología o en historia, por ejemplo, que han sido contratados para asumir estas funciones con bastante éxito. O sea, creo que, en este caso, antes que la función, es primordial acordar con Recursos Humanos los siguientes aspectos:

 

  • ¿Qué se espera exactamente del profesional que será contratado?
  • ¿Qué herramientas y tecnologías va a utilizar (y, por lo tanto, ¿cuáles son los conocimientos técnicos básicos que debe poseer?)
  • ¿Qué métodos utiliza para presentar una estructura coherente de un insight?
  • Pero, principalmente, ¿en qué medida esa persona está involucrada en el mundo de los negocios? Si no lo está, no se la debería contratar aunque sea un administrador de datos; esa persona debe entender sobre riesgos, desafíos y cuestiones macro de la gestión de la empresa (y de sus competidores), en términos generales.

 

Este último punto es sumamente relevante, y acá ya no estoy hablando de “mi opinión”. De las 10 profesiones enumeradas en aquella lista, 5 son del área de tecnología y 3 del área financiera, lo cual indica que aunque este profesional piense en bits y bytes, en donde sea que se encuentre deberá pensar en el negocio o en cómo el negocio podrá beneficiarse con su expertise. A fin de cuentas se espera que él dé respuestas a problemas administrativos, logísticos, etc., en tiempo real.

 

Se están lanzando al mercado gran número de soluciones para ayudar a estos profesionales, y a las empresas en general, a desarrollar una inteligencia cada vez más predictiva y en tiempo real, que nos permitirá conocer, en cualquier momento, indicadores clave que nos llevarán a nuevos y más importantes descubrimientos e insights. Estos son algunos de los objetivos clave de las últimas novedades de Hitachi, pero aunque las máquinas estén cada vez más conectadas hacen falta personas capacitadas para que esas predicciones sean posibles y eficaces en las más diversas industrias.

 

En el mes de julio, en Estados Unidos, se publicó que Hitachi Data Systems ha sido reconocida como una de las 100 Mejores Empresas para que trabaje la generación del milenio. Es un reconocimiento de que nuestra cultura corporativa evoluciona junto con nuestras soluciones, de que valoramos el espíritu de equipo y la innovación, y de que, sobre todo, esperamos que todos los que trabajan aquí (yo, inclusive) podamos generar un impacto positivo sobre el negocio y sobre la sociedad, como un todo.

 

Espero que este post haya tenido ese efecto.

¡Hasta la próxima!

 

Para conocer el ranking completo del Great Place to Work 2015, haga clic aqui.

Outcomes